fbpx

Blog

Juegos y materiales imprescindibles que favorecen el lenguaje de tu bebé de 6 meses a 1 año y medio

blog juegos para tu bebé 6 - 18 meses
juego y lenguaje / logopedia online / método natural

Juegos y materiales imprescindibles que favorecen el lenguaje de tu bebé de 6 meses a 1 año y medio

Si llevas tiempo por aquí y me conoces, sabrás que soy promotora de jugar con los niños/as como actividad muy importante para su desarrollo. Es importante que dejes espacios de juego libre y espontáneo, pero también que juegues con tu hijo/a cada día.

Es muy beneficioso para el desarrollo de tu hijo/a y de su lenguaje que juegues con él/ella cada día, pero esto es especialmente importante si:

(Si estás leyendo este artículo y tienes un bebé de estas edades, puedes saltarte este fragmento. Ve directamente a “En el artículo de hoy encontrarás”).
Pero quizás has llegado aquí y tu hijo/a ya tiene más de 1 año y medio y…
  • Está tardando más de lo que esperabas en hablar, todavía no dice sus primeras palabras y ya tiene 20 meses, 2 años, 2 años y medio.
  • Su evolución es lenta, todavía dice muy pocas palabras, sobre todo se comunica con gestos y vocalizaciones.
  • Usa una jerga, parece que quiera hablar, pero no se entiende nada de lo que dice, no dice palabras reales.
  • Sí que habla pero parece que le cuesta mucho pronunciar las palabras y te cuesta mucho entenderle.

Este artículo también te servirá porque los materiales, objetos, juegos y actividades que voy a compartir contigo son también aptos para niños/as más mayores. Especialmente si estás aquí porque estás preocupada por las situaciones que acabo de mencionar.

Si te encuentras en una de estas situaciones, te invito a contactar conmigo porque mi método natural de lenguaje es lo que necesitas para que tu hijo/a pase al siguiente nivel y empiece a soltarse a hablar, a decir sus primeras palabras, a expresarse mejor, articular mejor y hacerse entender mejor con palabras.

Con mi método natural de lenguaje te ayudo a comprender por qué tu hijo/a se está comunicando como lo hace, por qué no está hablando todavía o tan poco, por qué su habla es tan ininteligible y, lo más importante, aprendes todo lo que puedes hacer tú para favorecer este lenguaje desde vuestra casa.

Ya puedes reservar tu primera sesión gratuita conmigo aquí.

¿Y qué cosas de las que haces en casa se pueden usar para favorecer el lenguaje de tu hijo/a?

Pues todas las actividades cotidianas, del día a día. Pero con especial atención, los momentos de juego.

Por eso, lo primero que te diría si no lo estás haciendo ya es que reserves cada día un ratito para jugar con tu hijo/a…

…y puedas disfrutar de esa actividad para poder poner en práctica toda una serie de actitudes y estrategias que impulsan el desarrollo global de tu hijo/a y, en particular, el desarrollo de su lenguaje.

Sobre los beneficios de jugar con tu hijo/a ya te hablé en este artículo en el que encuentras mucha información sobre por qué el juego es tan favorecedor para el desarrollo del lenguaje, citas inspiradoras de especialistas en desarrollo infantil, cómo jugar con tu hijo/a usando alguna técnica y estrategias de éxito y algunas ideas de materiales, objetos y juguetes que según Soprano (médica especialista en Neuropsicología del Desarrollo) son los que más potencial tienen para hacer que tu hijo/a hable.

En el artículo de hoy encontrarás

  1. Una lista extensa de cuáles son los materiales, objetos y juguetes para un bebé de 6 meses a 1 año y medio
  2. Qué puedes esperar que tu hijo/a haga con esos materiales o juegos
  3. Y qué puedes hacer tú para favorecer la interacción y el lenguaje

Parte de la información que brindo aquí está inspirada en el Cuestionario de Juego de L. Espejo, M. Krefft y M. Valdivieso.

1) Materiales, objetos, juguetes y tipo de juego adecuados para tu bebé de 6 meses a 1 año y medio

Con todo lo que iré compartiendo, puedes ir haciendo una reflexión, para poder analizar en qué nivel, estadio o momento del desarrollo se encuentra tu hijo/a. Puedes ir anotando en un papel sobre cada una de las actividades si tu hijo/a “sí lo hace”, “con ayuda”, “empieza a hacerlo” o “todavía no”.

  • Jugar sin elementos, solo con el cuerpo, en el suelo, promover su movimiento libre en el espacio.
  • Elementos en el espacio como colchonetas, rampitas, sillones, escaleritas, un carrito…
  • En estas edades, tu bebé lo lleva todo a la boca. Es su manera de explorar y conocer el mundo, su entorno, así que los objetos que debes poner a su alcance deben ser aptos para llevar a la boca (piezas grandes de construcción, muñecos de goma, cuentos de tapas duras, de tela y de plástico).
  • Sonajeros y materiales que hagan ruido, campanitas, muñequitos con ruido, libritos con texturas que hacen ruido…
  • Instrumentos de percusión: maracas, panderetas, tambores, caja china, xilófono, bongos, castañuelas…
  • Pelotas de distintos tamaños y materiales.
  • Materiales blandos, peluches, esponjas, telas…
  • Juegos de cocinitas, animales, muñequitos…
  • Juegos de construcción con piezas grandes: encajables y no encajables.
  • Cuentos de tela, de tapa dura, de plástico… y que tienen diferentes texturas para tocar, también pestañitas para abrir pero grandes, muy visibles.
  • Papeles de todas medidas y colores (especialmente grandes, para ponerlo en el suelo) y lápices, colores, ceras, pinturas de dedo.
  • Vehículos tamaño grande, mediano, de materiales más agradables como la madera. También vías de trenes y vías. Objetos que tengan rudas.

Todos estos juguetes y materiales favorecerán que tu bebé se desarrolle pues tendrá oportunidades para experimentar y

  • Jugar en distintas posiciones, en el suelo estirado, sentado, arrodillado, levantándose y agachándose… desarrollo motriz, esencial para el desarrollo global.
  • Moverse por distintos lugares, reptar, gatear, trepar, caminar con o sin ayuda de los objetos ofrecidos, muebles…
  • Explorar su cuerpo y los objetos, para conocer y comprender el mundo, su entorno y él/ella mismo.
  • Lanzar y recibir, patear… con las pelotas
  • Tomar objetos con la mano.
  • Empezar a desarrollar el juego simbólico.
  • Imitar los gestos de la vida cotidiana al jugar a cocinitas, muñequitos…
  • Empezar a manipular objetos de una manera más precisa, como los lápices y colores, para ir trabajando su motricidad fina.
  • Empezar a ser capaz de poner su atención en un cuento y mostrar interés por las imágenes y las historias.

2) Esto es lo que puedes esperar que tu hijo/a haga o empiece a hacer:

  • Se mantiene en el juego de 3 a 20 minutos
  • Responde a “actitud de juego” del adulto (se ríe cuando le sonríen o hablan directamente, al bailar, cosquillas, masajes, etc.)
  • Intenta iniciar el juego solo o invita al adulto a jugar
  • Explora los objetos, los toma, lleva a la boca, mira, golpea
  • Mira el objeto que el adulto le indica
  • Toma el objeto que el adulto le ofrece y ambos juegan juntos
  • Logra seguir objetos con la mirada y girando la cabeza
  • Busca objetos que se esconden frente a él (tapados, en una caja, etc.)
  • Realiza movimientos de cara y boca, sonrisas, gestos, etc
  • Intenta imitar los sonidos y entonaciones del adulto, mientras conversan con él
  • Utiliza en el juego objetos reales que usa comúnmente, en su cuerpo, en el de mamá/papá o en los muñecos (peine, chupete, cuchara, etc)
  • Responde con balbuceos o sonidos cuando un adulto le habla (el adulto habla primero)
  • Utiliza balbuceos o sonidos para solicitar un juguete que le llama la atención (el niño inicia la conversación)
  • Utiliza el índice para mostrar, apuntar, señalar
  • Entiende las señales de inicio y final del juego
  • Ayuda a ordenar los juguetes luego del juego
  • Muestra dificultades, miedo o irritabilidad en juegos: De movimiento intenso / De cambios de posiciones / Con los distintos objetos y materiales

3) Lo que debes hacer tú, mamá/papá/cuidador, para favorecer la interacción, la comunicación y el lenguaje con y de tu niño/a

  • Entender cuando el niño/a intenta comunicarse, solicitar atención o jugar.
  • Usar actitud de juego cuando se relacionan con su hijo/a (mostrarle su cuerpo, moverlo repetidamente, cosquillas, bailar al ritmo de la música, está-no está, cantarle, etc.)
  • Reconocer situaciones que al niño/a le desagradan en el juego
  • Aceptar la iniciativa del niño/a para escoger con lo que quiere jugar y cómo, cuál es su interés
  • Adaptar tu lenguaje verbal y no verbal para que este sea adecuado para el nivel del niño/a
  • Agregar lenguaje y experiencia a lo que el niño/a va haciendo, mostrando, espresando
  • Marcar verbalizando las etapas del juego (inicio, desarrollo, fin)
  • Definir y respetar los turnos del juego, logrando que el niño/a comience a entenderlo y a participar en él, que van relacionados con los turnos en la conversación (ahora habla el niño/a, ahora habla mamá/papá)
  • Mantener ordenado el espacio físico y los juguetes donde el niño pasa gran parte del día
  • Presentar un tipo de juguetes por vez
  • Guiar al niño/a para que se mantenga en el juego
  • Permitir al niño/a ratos de juego libre (el niño juega solo o invita a jugar al adulto)

Unos últimos apuntes importantes

Como acabo de decir, es importante que pongas al alcance del niño/a pocos elementos cada vez. Demasiados elementos proporcionan exceso de estímulo y que el niño/a no pueda disfrutar pues tiene demasiado para escoger. Haz que los espacios sean cómodos, diáfanos y sin exceso de objetos. En relación a este tema del exceso de juguetes y sobreestimulación puedes leer más en este artículo: “Regala presencia: regalos y sobreestimulación”.

También referente al propio juego. Cuando el niño/a es muy pequeño, es bueno proporcionar solo una cantidad pequeña de objetos del juego. Si jugamos con piezas de construcción, no las sacamos todas, solo algunas. Lo mismo con otros juegos, solo proporcionamos unos pocos animales, unos pocos platitos y comiditas, unos pocos muñequitos, unos pocos instrumentos… y vamos proporcionando más a medida que vemos que el niño es capaz de manejar más objetos a la vez.

También, es bueno tener los juguetes organizados y bien guardados. Que estén al alcance solo algunos, el resto guardados. Se puede ir haciendo rotación de juguetes que significa que vamos cambiando los juguetes que hay al alcance cada cierto tiempo y los demás están guardados.

Cuando proporcionamos un juego, un material, ponemos palabras, decimos que vamos a jugar a eso y, si el niño/a no tiene mucha atención y en seguida “se cansa” podemos hacer dos cosas. Una, invitar a jugar un poco más, porque nosotras también estamos jugando y nos estamos divirtiendo, y lo verbalizamos. Dos, seguimos esa iniciativa de nuestro hijo/a de terminar la actividad que estábamos haciendo y lo verbalizamos: decimos que ya hemos terminado ese juego. Así las actividades, acciones, juegos tienen un principio y un fin. Esto ayuda al niño/a a comprender, anticipar y organizarse.

Espero que este artículo te haya sido muy útil y que tengas más ideas de POR QUÉ, A QUÉ y CÓMO jugar con tu bebé de 6 meses a 1 año y medio.
Espero tus comentarios. ¿A qué le gusta jugar a tu peque?

Y recuerda: tu hijo/a…

  • Está tardando más de lo que esperabas en hablar, todavía no dice sus primeras palabras y ya tiene 20 meses, 2 años, 2 años y medio.
  • Su evolución es lenta, todavía dice muy pocas palabras, sobre todo se comunica con gestos y vocalizaciones.
  • Usa una jerga, parece que quiera hablar, pero no se entiende nada de lo que dice, no dice palabras reales.
  • Sí que habla pero parece que le cuesta mucho pronunciar las palabras y te cuesta mucho entenderle.

Reserva tu primera sesión gratuita conmigo aquí.

También puedes escribirme si quieres que te mande mi guía gratuita ¿Tengo que hablar con mi bebé? Te cuento la importancia de la comunicación con tu bebé desde el momento 0 para el desarrollo de su lenguaje.

Leave your thought here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *