fbpx

Blog

El Método Natural de Lenguaje funciona con niños TEA y no verbales

young family with their little son at home

Tabla de contenidos

“A veces hay mucha información en redes sobre dificultades de pronunciación, falta de vocabulario… Pero para casos específicos como el nuestro no. No tenía muy claro si con mi hija iba a funcionar algo.

Sin embargo, me ha sorprendido que ¡funciona!”

Resultados con mi Método Natural de Lenguaje

Eso es de lo que está hablando esta mamá.

Con mi hija la comunicación era muy difícil. Ya llevábamos tiempo llevándola a logopedia y no habíamos visto resultados. Y con las ideas que nos aportaste hemos visto cambios muy positivos tanto en ella como en nosotros. Cambios que se han producido muy deprisa.

Sabemos que tenemos que seguir trabajándolo, pero ahora tenemos ilusión porque vemos que sí hay un camino.

De tu Método Natural de Lenguaje también me pareció interesante que «el trabajo» lo haríamos los adultos. Así mi hija no tenía que ir a otra terapia más (ya hace varias terapias presenciales).

Recomiendo tu Método Natural de Lenguaje y tu trabajo porque es dar poder a la familia. Hablo de nuestro caso, un síndrome genético raro, retraso en el desarrollo… Una niña que tiene que ir a un montón de terapias… Si la familia sabemos qué podemos hacer es genial.

Por un lado nosotros nos empoderamos y vemos que si tenemos las herramientas podemos hacer muchas cosas. Por otro lado, ella no tiene que ir a otra terapia, fuera de casa, lo hace dentro de la vida familiar.

Toda la familia estamos muy contentos y satisfechos por todo lo que hemos aprendido y por la mejora que vemos en nuestra hija. Seguro que ella también está contenta al ver que la entendemos mejor. ¡Gracias!”

Este es el testimonio de una de mis familias después de 3 meses conmigo aprendiendo sobre Método Natural de Lenguaje y poniendo en práctica en su vida cotidiana, día a día, estrategias favorecedoras de comunicación y lenguaje.

Toda la familia que vive con esta peque han podido aprender maneras de comunicarse en sus momentos del día a día que les han funcionado. La mamá, el papá y la abuela. La abuela pasaba muchos ratos con su nieta y hacía actividades que eran súper indicadas, como juegos de falda, ir al parque, jugar con aquello que le interesaba a la niña. Y tenía una manera de comunicarse muy respetuosa, dejando muchos espacios a la niña, adaptándose a su ritmo.

Con las sesiones conmigo pudieron darse cuenta de todo lo que ya hacían y que era perfecto. Que ellos no eran del todo conscientes pero que haciéndolo de manera regular, con constancia, irían viendo la evolución de la peque.

A la vez, les pude dar más ideas de actividades y de maneras de comunicarse que les iría también muy bien.

Funcionamiento de mi Método Natural de Lenguaje

Mis sesiones con el Método Natural de Lenguaje siempre funcionan de una manera parecida.

Evaluación

Después de la primera consulta gratuita donde recojo ya muchos datos y las inquietudes de la familia, empezamos con el proceso de evaluación. Este suele durar una semana en la que la familia me manda unos vídeos de situaciones cotidianas en casa, donde puedo ver algún miembro de la familia (mamá, papá, en este caso también la abuela) en interacción y relación con el peque.

De aquí puedo hacer la evaluación de la comunicación y el lenguaje del peque, situar en qué nivel está, cómo es su comunicación no verbal e intencionalidad comunicativa, sus palabras y frases si dice, cómo articula los sonidos. Hablamos sobre aspectos del desarrollo que puedan haber tenido un impacto. En esta evaluación a veces detecto aspectos que necesitan una evaluación por parte de otro especialista, como podría ser hacer una derivación a hacer pruebas auditivas.

En esta evaluación también observo cómo es la comunicación, la relación, la interacción de la mamá, papá, con el peque. Es ahí donde veo todo aquello que ya está funcionando pero que normalmente la familia no es consciente de su importancia. Y también se me ocurren nuevas actividades y ajustes en la comunicación que van a suponer un cambio.

Videollamada con un Plan de Acción

Después de esto, tenemos una videollamada con la familia en la que les explico todo lo que he podido observar: de la comunicación y lenguaje, tanto del niño/a como de ellos con el niño/a. De esta videollamada la familia tiene un plan de acción. Desde ese momento, la familia comprende mucho mejor cómo funciona la comunicación y cómo pueden impulsarla. Saben qué ajustes pueden poner en práctica cada día, lo cual va a ir dando sus frutos.

En el caso de familias con niños/as TEA

En el caso de niños/as TEA todo esto es igual, por supuesto viendo muy bien en qué nivel está la comunicación del niño/a y por dónde tenemos que empezar a poner ajustes.

En los niños/as TEA normalmente están afectadas lo que son las habilidades previas a la comunicación y el lenguaje como es la capacidad de atención conjunta, la intencionalidad comunicativa y la imitación. Así que debemos empezar por estas antes de pensar en que el niño/a diga sus primeras palabras.

Y así es como empezamos con esta familia.

La familia acudió a mí después de hacer mi taller gratuito y me comentó que su peque de entonces 32 meses tiene una condición genética rara y que la mayoría son no verbales (no llegan a hablar). Que ya llevaban a la peque a una logopeda desde hacía unos meses pero que no veían mucho avance.

La mamá expresa sentir preocupación y frustración por no lograr entenderse. Como dice ella, la comunicación con su hija era muy difícil.

En la evaluación veo vídeos de la peque en un momento de la comida, un ratito de cuento con su papá, un juego de falda con la abuela y un ratito de merienda con la mamá.

En este artículo no entraré en detalle con lo que o cómo estuvimos trabajando pero sí que citaré cuáles fueron los objetivos.

De la observación y evaluación de los vídeos y de la comunicación establecida con la peque pude ver que los papás y la abuela hacían cosas muy favorecedoras y que lo debían saber para poderlo seguir haciendo de manera consciente y constante.

Objetivos y habilidades a trabajar con los niños/as TEA

Estas actividades y maneras favorecedoras de comunicarse con la peque incluían:

  1. Imitación
  2. Toma y respeto de turnos
  3. Uso de gestos
  4. Juego y movimiento
  5. Anticipación
  6. Describir lo que hacen / habla paralela

Además, les propuse también maneras nuevas y ajustes en la comunicación como por ejemplo:

  1. Tener un calendario de actividades
  2. Potenciar su manera de pedir: con gestos, con palabras, esperando más
  3. Adaptar más la aproximación a la peque: poniéndonos a su nivel, haciendo contacto físico (tocándole el bracito), contacto visual, llamándole por el nombre…
  4. Potenciar la comunicación no verbal
  5. Potenciar los gestos
  6. Potenciar el señalar
  7. Seguir más su iniciativa
  8. Usar la técnica 3 A en cualquier situación
  9. Potenciar más la imitación
  10. Potenciar más la toma, el equilibrio y la densidad de turnos
Con esto, que por supuesto en videollamada queda todo perfectamente explicado y cómo se pone en práctica, porque además se ejemplifica con la comunicación real que he podido ver en los vídeos, la familia tiene por donde empezar.
Y así, voy siguiendo a la familia cada semana para ver cómo van avanzando.

La familia me va actualizando cómo va todo, qué cambios ven en ellos y en la niña y vamos tocando los temas en más profundidad o nuevos que van apareciendo.

Al cabo de un mes, vuelvo a hacer una evaluación con nuevos vídeos para ver yo misma cómo están poniendo en práctica las estrategias, qué cambios veo en la niña… y de ahí surgen nuevas impresiones que trabajaremos en una nueva videollamada.

Cambios y evolución

Esta familia quiso seguir todavía un mes más (un total de 3 meses) y vieron muchos cambios.

La niña:

  • Cada vez hacía más vocalizaciones, sonidos, balbuceos, repeticiones de sílabas, y con diferentes entonaciones. Los papás sabían interpretar los distintos significados
  • Cada vez señalaba más
  • Mejoraron las horas de las comidas, pudimos reducir un poquito el tiempo de pantalla que necesitaba para comer
  • Mejoró el contacto visual
  • Mejoró la capacidad de pedir
  • Anticipaba más en juegos (podía empezar a sonreír antes de que le fueran a hacer cosquillas)
  • Mejoró su intención comunicativa
  • Los papás tienen la sensación de que cada vez la niña les entiende mejor
  • Y más

La familia terminó las sesiones porque realmente se sentían empoderados y con muchas herramientas para seguir poniendo en práctica en su día a día.

Porque este camino no termina aquí. Va a requerir de mucha comprensión, paciencia, constancia.

Es probable que esta familia pueda volver a mí en unos meses porque las situaciones habrán cambiado y el momento en que se encontrarán será muy diferente al de ahora. Así que podremos volver a evaluar las necesidades de ese momento cuando lo sintamos nuevamente necesario.

Además, esta familia sigue recibiendo acompañamiento por parte de otros especialistas.

Otra familia

Estos meses he podido acompañar a otras familias con peques con rasgos TEA y todos han tenido resultados positivos como los de esta familia.

Una familia llegó porque su peque de 31 meses estaba atendido por un centro de atención temprana desde que tenía 2 meses y les decían que tiene muchos rasgos TEA. La familia quería empezar con un trabajo de logopedia pero desde el centro no lo consideraban adecuada, por la falta de atención que este tenía.

Sin embargo, conocieron mi trabajo y pensaron que yo les podía ayudar desde mi perspectiva. Efectivamente, no me hace falta que el niño tenga capacidad de atención para empezar el trabajo de comunicación y lenguaje. Porque si esa es una dificultad que tiene, precisamente es lo que iremos trabajando.

Para mí el trabajo de comunicación y lenguaje no puede estar desligado de la vida, es decir, desde que un bebé nace ya está comunicándose. Así que siempre que estamos en contacto con un bebé o un niño/a pequeño nos estaremos comunicando.

¡Qué mejor si sabemos lo que es más favorecedor! Si entendemos cómo se da la comunicación, el desarrollo del lenguaje, cuáles son las habilidades previas que los peques necesitan desarrollar para, finalmente, empezar a decir sus primeras palabras.

Una cosa que les preocupaba de su peque es que no les dejaba participar en su juego. Así que trabajamos ese aspecto primero. Y la familia consiguió poder estar en una actividad compartida con su hijo y que este cada vez tuviera más intención comunicativa y fuera incrementando su vocabulario y expresiones.

Apenas de un mes después de haber empezado con las sesiones con el Método Natural de Lenguaje los papás me decías que estaban viendo muchos cambios en la evolución de su hijo en estas últimas semanas y que les satisfacía enormemente el trabajo realizado. También la psicóloga del centro de atención temprana pudo observar esa evolución tan positiva.

Puntos en común con las familias con peques TEA y mi Método Natural de Lenguaje

Con estos dos casos aquí ilustrados me gustaría hacer un pequeño resumen de los puntos importantes:
  • Empoderar a la familia, darles las herramientas y el conocimiento de saber qué hacer con su hijo/a para favorecer el desarrollo de la comunicación y el lenguaje es principal y es lo que conseguimos con mi Método Natural de Lenguaje.
  • Además, en muchas ocasiones, estos peques pueden estar haciendo otras terapias individuales, pero que van de la mano con hacer el Método Natural de Lenguaje, ya que con este es la familia quien adquiere el conocimiento, quien conoce las estrategias y quien puede poner todo en práctica en su vida diaria, en el día a día.
  • Esto además, favorece la generalización del aprendizaje y es sinónimo de un buen pronóstico.
  • Para todos los casos, este trabajo con la familia debería darse lo más pronto posible, porque la evaluación e intervención temprana también son sinónimo de mejor pronóstico, ya que en cuanto antes se ponen las ayudas que el peque necesita, mejor desarrollo (por la plasticidad cerebral que es mayor en los primeros años).
  • Mejora la calidad de la familia porque mejora la comunicación, la posibilidad de comprender mejor al peque y que este también vaya comprendiendo mejor el mundo.

Grupo de Madres con peques TEA para impulsar su comunicación y lenguaje desde casa

Por todos estos beneficios tan grandes que nos aporta mi Método Natural de Lenguaje, he creado un Grupo de Madres con peques TEA sin lenguaje o con muy poquito.
Cuatro semanas juntas en las que vamos a ver todo lo que a estas familias les ha funcionado, de manera estructurada y progresiva, con actividades y estrategias prácticas para ir poniendo en práctica desde la primera semana. Y así ver los cambios a lo largo de un mes.

Escríbeme ya un mensaje si estás interesada para reservar tu lugar e ir ya calentando motores.

Puedes leer mi artículo anterior sobre “Neurodiversidad: un enfoque respetuoso del autismo” para que veas mejor cuál es mi postura sobre el autismo. En ese artículo también recomiendo cuatro profesionales que tienen gran experiencia y una mirada transformadora y respetuosa sobre el autismo.

Leave your thought here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.