fbpx

Blog

El turno de palabra. Sorprendentemente, quizás debas hablar menos para que tu hijo/a hable más | Método Natural de Lenguaje

pexels-polesie-toys-4488182
Comunicación efectiva familias / logopedia online / método natural

El turno de palabra. Sorprendentemente, quizás debas hablar menos para que tu hijo/a hable más | Método Natural de Lenguaje

Respetar el turno es lo que, en general, hacemos cuando hablamos con un adulto. Pero, ¿qué pasa cuando hablamos con un niño/a? Cuando hablamos con un niño hay veces que las mamás y los papás monopolizamos demasiado la conversación.

Hazte esta pregunta: ¿Qué impresión tienes en cuanto a la toma de turnos en la interacción y conversación? ¿Tomas tú más el turno de conversación que tu hijo/a o a la inversa?

Además, las mamás y papás con hijos con alguna dificultad en el lenguaje tienden a hacer todavía más preguntas y dejar menos espacios a sus hijos para hablar. Es algo que pasa muy habitualmente, ya que como los hijos hablan poco (o nada), sienten que ellos tienen que llenar esos vacíos.

En cambio, es justo lo contrario de lo que debemos hacer. Cuando nuestro hijo/a habla poco, no se suelta a hablar, le cuesta… es cuando le tenemos que dejar más tiempo.

Debemos dejar de hablar tanto nosotros y esperar.

Cuando no hablamos tanto, nos ponemos más en el lado de la escucha activa: podemos observar y escuchar lo que nuestros hijos quieren decirnos, interpretar mejor sus intentos comunicativos y responderles más adecuadamente.

Estrategia estrella: Respetar el turno, equilibro de turnos y densidad de turnos

Así pues, respetar el turno, el equilibrio de turnos y tener en cuenta la densidad de los turnos, es una de las estrategias estrella a tener en cuenta cuando hablamos con nuestros hijos/as, especialmente si nuestra intención es crear las condiciones óptimas para que su lenguaje se desarrolle. Es una de las estrategias favorecedoras de la comunicación y el lenguaje del Método Natural de Lenguaje.

El niño/a, para poder hablar, necesita tener el espacio para hacerlo. En una conversación “equilibrada”, uno/a habla, luego, el otro/a.

  • Se respeta el turno
  • Hay un equilibrio de turnos
  • Y la densidad de cada turno debería ser similar

Eso quiere decir que si tu hijo/a está en la etapa de decir palabras aisladas, cuando tú hablas deberías tratar de ponerte cerca de su nivel, es decir, devolverle frases cortitas de dos o tres elementos.

Si tu hijo/a solo hace gestos y vocalizaciones, tú puedes ir denominando lo que tu hijo/a señala, diciendo palabras relacionadas con el aquí y el ahora.

Todo esto es lo que muestro a mis familias con nuestras sesiones individualizadas de logopedia online o terapia de lenguajecon el Método Natural de Lenguaje. Después de observar vídeos en los que puedo ver la comunicación interacción entre mamá/papá e hijo/a me doy cuenta de si están respetando suficientemente los turnos de palabra.

Mamás y papás que hablan muchísimo (¡demasiado!)

Y esto es lo que sucede muchas veces. Cuando evalúo la comunicación e interacción entre mamás/papás e hijos muchas veces me encuentro que el adulto habla muchísimo más que el niño/a y no deja el espacio suficiente para que el pequeño/a pueda tomar su turno.

Así que a estas mamás y papás les muestro como en esos momentos deberían decir menos y escuchar y observar más a su hijo/a para poder adaptarse mejor al nivel.

Jugando aprendemos a respetar el turno

La toma de turnos, el respeto, el equilibrio y la densidad se puede trabajar y potenciar a través de actividades lúdicas, a través del juego.

Por ejemplo, jugar a pasarnos una pelota o un coche es una buena manera de ir trabajando los turnos: ahora tú, ahora yo. Además que estarás proporcionando mucho lenguaje significativo. También jugando a construir con piezas o jugar a vaciar y llenar cestas con objetos…

Tu hijo/a y tú, os sentáis el uno delante del otro para pasaros un coche de juguete.

Ideas de lenguaje:

  • Ahora tú el coche / ahora yo el coche
  • Para ti el coche / para mí el coche
  • Dame el coche / ten el coche
  • Pásame el coche / Te paso el coche

Ahí, además de reforzar la palabra “coche” estamos favoreciendo que aparezcan las palabras funcionales, que tan importantes son para satisfacer las necesidades básicas, como saber pedir con palabras (y no solo con gestos o sonidos).

En esta interacción tenemos las palabras funcionales “dame” y “ten”.

Además, en esta interacción trabajamos el “yo” y el “tú” que también a veces es difícil para algunos niños.

También podemos trabajar aspectos temporales y de secuenciación: ahora, primero, después.

Potenciamos otras palabras y pequeñas frases como: más, nuestros nombres, te la doy, va, tira, fuerte, la tengo, la tienes…

También cuando tú tengas el coche, no se lo pases en seguida. Espera a que tu hijo/a haga algún tipo de petición. Puede que te mire, que te haga un gesto con la mano, que haga una vocalización o un sonido… Y entonces tú ve modelando esa petición.

  • Si es un gesto, haz tú también el gesto y pon la palabra
  • Si es un sonido o vocalización, recupéralo. Puedes repetirlo de la misma manera, o decir una palabra interpretando lo que piensas que te quería decir. Si puedes, transforma sus vocalizacions y balbuceos en una palabra que se parezca y que tenga sentido ahí
  • Si es una palabra, la repetimos añadiendo un poco más de información: Ejemplo, nos dice coche y decimos “jugamos con el coche”.

Nosotros también pedimos el coche con gestos muy marcados y con las palabras. Y también podemos hacer habla paralela y modelado de lenguaje con lo que el niño/a nos gustaría que nos dijera en esa situación. Por ejemplo: “¡Mamá! Dame la pelota” o “¡Mamá! Quiero la pelota”, etc.

Siempre observa, escucha, espera… y entonces haz algo (haz, di, modela un gesto, modela la palabra).

Después de cada turno nuestro siempre esperamos a que el niño/a pueda coger el suyo y expresar algo más.

Hay niños/as que no hablan porque… ¡no tienen espacio realmente para hacerlo!

Dime, ¿con qué juegos que hacéis en casa crees que podrías poner en práctica esta estrategia?

No puedo terminar este artículo sin decir que también hay veces que en mi evaluación de la interacción entre mamá/papá – hijo/a también veo el lado opuesto. Mamás y papás que por su estilo comunicativo más reservado, más adulto, mamás y papás que de manera natural no les sale comunicarse con los niños pequeños, no saben muy bien cómo hablarles… A estas mamás y papás les tengo que decir lo contrario: les tengo que decir que les hablen más a sus hijos, que les den más conversación, que respondan más a los intentos comunicativos del niño/a.

Así que haz este ejercicio de autoevaluación y dime si piensas que quizás te encuentras en este otro extremo. Te escucho.
Si ya ves que sí, que tu hijo/a dice poco y tú quizás no estás dejando suficiente espacio; o al revés, eres de las que más bien habla poco… Busca el equilibrio, aprende las estrategias que impulsarán el lenguaje de tu hijo/a,

➡️reserva tu primera sesión gratuita conmigo⬅️

o te puedes apuntar a mi

➡️Taller Gratuito sobre mi Método Natural de Lenguaje⬅️

En resumen

Y ahora sí, termino con este resumen de estrategias relacionadas con el respeto de turnos:

  1. Respeta el turno de palabra
  2. Que los turnos de palabra sean equilibrados
  3. Que la densidad de cada turno también esté equilibrada
  4. Pon palabras a su nivel
  5. Adapta tu lenguaje
  6. Di menos, escucha y observa más
  7. ¡Juega! (a juegos en los que haya turnos)
  8. Agrega lenguaje significativo
  9. Añade información
  10. Usa y favorece las palabras funcionales
  11. Refuerza el “yo” y el “tú”
  12. Refuerza aspectos temporales
  13. Refuerza sus gestos usando los tuyos
  14. Devuelve modelos de lenguaje
  15. Usa la corrección implícita
  16. Usa el habla paralela
  17. Deja suficiente espacio y tiempo

¡Wow! Cuántas estrategias han salido alrededor de respetar bien el turno de palabra. Esta es la magia del Método Natural de Lenguaje. Las estrategias favorecedoras de lenguaje están interconectadas. Pero algunas van a ser más importantes para ti y tu hijo/a en este momento.

Si quieres haz tu propio resumen con las estrategias que más te han resonado. Te leo.

Más artículos que he escrito sobre este tema de los turnos de palabra:

Te comparto otros artículos en los que he hablado de la importancia del respeto y el equilibrio de turnos para favorecer el lenguaje del niño/a y del Método Natural de Lenguaje. Como verás, esta estrategia es tan importante desde bebé y durante toda la infancia, ya que a los 6 años se considera que el lenguaje ya está bastante bien adquirido, pero sigue siendo importante que los niños/as, ellos/as mismos, sepan respetar el turno de los demás y se les siga respetando su turno.

Leave your thought here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *