fbpx

Blog

Resultados en una semana de poner en práctica mi Método Natural de Lenguaje con tu hijo/a

en el blog - en una semana
Comunicación efectiva familias / logopedia online / método natural

Resultados en una semana de poner en práctica mi Método Natural de Lenguaje con tu hijo/a

Está más contento.
Se comunica más.
Hay más interacción.
Dice más palabras.
Ha empezado a juntar dos palabras.
Estos son algunos resultados que mis familias obtienen en una semana de empezar a hacer el Método Natural de Lenguaje – Logopedia Online conmigo.

Si todavía no sabes cómo funciona el Método Natural de Lenguaje – Logopedia Online, te haré un breve resumen.

1. La familia contacta conmigo vía mensaje (en Instagram, Facebook, si me conocen por ahí), vía formulario o e-mail directo a info@creciendoconlaspalabras.com.

2. De ahí concertamos una primera sesión gratuita por videollamada (generalmente por Skype) para poder hablar en detalle de lo que está sucediendo con el lenguaje del peque. En esa videollamada puedo entender muchísimo mejor el problema y aportar mi ayuda. Dependiendo del tipo de problema o dificultad, puedo ofrecer distintos servicios, pero siempre son acompañamientos 100% personalizados.

3. Cuando empezamos a trabajar, pido unos vídeos de la mamá o el papá con el niño/a que puedo evaluar para saber en qué nivel está el lenguaje del pequeño/a. Y sobre todo, extraer las mejores estrategias para esa familia, para ese momento, para su realidad y dinámica.

4. Entonces tenemos una nueva videollamada, esta vez para ya trazar el Plan de Acción y hablar de esas estrategias que he pensado que van a hacer que el lenguaje de su hijo/a despegue.

5. A continuación, la familia empieza a poner en práctica todo lo hablado durante la semana y al cabo de una semana hablamos para ver qué tal ha ido. Nos comunicamos vía e-mail o mensajes de Skype, pero sobre todo tenemos un Diario de Trabajo compartido donde anotamos todo lo que vamos haciendo y hablando. Las estrategias están ahí para que no se olviden, sino para tenerlas muy presentes y poderlas poner en práctica diariamente.

En este artículo de hoy quiero compartirte las experiencias de cuatro familias en la primeras semana de poner en práctica las estrategias. Cuatro preciosas familias con peques de entre 20 y 30 meses que han mostrado una gran implicación desde el primer día y que han obtenido resultados que a ellos y a mí nos llenan el corazón.

S, 30 meses

S es un peque de 2 años y medio que dice poquitas palabras, usa muchos gestos y sobre todo, muchos sonidos y onomatopeyas. Habla mucho usando sonidos, parece que hace frases enteras con sus sonidos, con sus manos, diciendo que no…

Destaco algunas de las estrategias que trabajamos en la videollamada que tuvimos con la mamá y el papá. Les resalté mucho que para su momento actual tenían que potenciar la imitación de su hijo, usar la música y las canciones, tener en cuenta la Zona de Desarrollo Próximo (ZDP) y las primeras palabras relacionadas con las funciones comunicativas que sirven para poder satisfacer las necesidades básicas del niño.

En este artículo, no estaré hablando de qué significan estas estrategias pues muchas las tengo explicadas en otros de mis artículos en el blog o mis posts en Instagram. Además, hoy solo quiero centrarme en los resultados que todas estas familias obtuvieron solo en la primera semana de empezar a poner en práctica el Método Natural de Lenguaje.

Los avances que la mamá me contó fueron que S ya estaba usando una de las palabras funcionales, la palabra “más” para pedir más de algo y además la empezaba a unir a otras palabras como “mamá más”. Esto ya se podía considerar como primeras frases.

Para esta familia una de las grandes ventajas que estaba teniendo el Método Natural de Lenguaje es que usaban las mismas estrategias, adaptadas, con el hermanito pequeño, el cual ya veían que iba más avanzado que el hermano mayor.

Desde la primera semana ya vieron que el interés por los cuentos de S iba aumentando. Y es que una de las cosas que trabajamos en el Método Natural de Lenguaje es cómo mirar cuentos con nuestros hijos/as pequeños para que sean momentos ricos de comunicación y favorecedores del lenguaje.

En esta primera semana ven que S está más sonriente, mira más a los ojos, se le ve muy contento. Y muy importante, ya no hace conductas de evitación, que habían aparecido en alguna ocasión porque habían usado técnicas de forzar más a hablar.

Mi resumen de esta semana para esta familia es: confianza en el niño, niño confiado. Niño confiado, niño feliz. Niño feliz, niño con ganas de comunicarse.

U, 20 meses

U es una peque de 20 meses que dice poquitas palabras, pero es muy expresiva y se nota que disfruta de la comunicación con su mamá y papá, de mirar cuentos.

En la primera videollamada, las estrategias que comparto con la familia, después de ver su interacción con la niña son las siguientes.

Es importante que hablen más lento y que digan menos cosas, que tengan muy presente la ZDP. Es necesario que le dejen más espacios y tiempo para que la niña pueda tomar su turno y expresar algo. Importante estar más cara a cara con la niña para que pueda mirar las caras de los papás. Seguirle la iniciativa y darle espacios de calidad a solas con ella (hay un hermano mayor).

Los papás, a la primera semana me dicen que después de haber puesto en práctica de manera consciente todo lo hablado y trabajado en la videollamada ven que la niña imita más sus entonaciones. No llega a decir la palabra, pero marca el acento.

También hace juegos de imitación de vocalizaciones, o con los muñecos les canta (tararea) y les hace mimitos.

A todo esto les digo que se nota que U está en la fase jerga. En palabras de Libby Kumin (de la Universidad de Maryland, EEUU), el niño/a, cuando ya ha superado la etapa del balbuceo, comenzará a tener mini-conversaciones sin decir palabras reales.

“Está comprendiendo el ritmo y las inflexiones del lenguaje. Conoce ‘la canción’ del lenguaje, pero aún le falta aprender ‘la letra’ (las palabras).”

Libby Kumin (Universidad de Maryland)

Luego viene la fase final pre-habla, en la que el niño/a comenzará a imitar palabras y a actuar como el eco. Está casi listo/a para empezar a usar palabras.

Hay niños/as, como U, que pueden estar en dos etapas a la vez: haciendo jerga y ya diciendo sus primeras palabras.

Lo importante es que nosotras las mamás les vayamos dando lo que en cada momento necesiten que se resume en algo que no me canso de decir: presencia, tiempo de calidad, observarles, escucharles y, entonces, poner palabras y dar feedbacks.

C, 26 meses

C es una nena de 26 meses con Síndrome de Down muy expresiva, que tiene una gran capacidad de atención, le gusta jugar, mirar cuentos y cantar canciones. Mamá ya tiene un don natural para la comunicación con su hija y cuando observé sus interacciones vi momentos preciosos y muy valiosos. Muchísimas de las estrategias que suelo compartir las primeras veces con mis familias, esta mamá ya las usaba con su hija.

De todas maneras les compartí algunas estrategias y herramientas más que pensé que serían importantes para su momento actual y su dinámica familiar.

Estas estrategias fueron las siguientes. Hacer más gestos y hacerle más gestos con sus propias manos, por ejemplo cuando cantan canciones o miran cuentos. Poner más palabras de otros tipos, como verbos y no quedarse tanto en los sustantivos. E introducir un espejo en su rincón de juegos para sacarle todo el potencial de la imitación.

Jugar delante del espejo, refuerza la imitación y la imitación es una de las habilidades previas que tu hijo/a necesita para adquirir el lenguaje.

Lo que me dijo la mamá al cabo de la primera semana de poner en práctica todas estas estrategias fue lo siguiente.

Lo que más habían empezado a hacer era hablarle más a la niña, poner más palabras al seguir su iniciativa. Es decir, seguían muy bien la técnica de las 3 A.

Pusieron el espejo en el rincón de juego y le fascinó. Se pasa todo el día delante del espejo jugando, balbuceando, cantando. También la mamá teatraliza y gesticula más, cuando cantan, cuando miran cuentos.

Le hacen más gestos que acompañan todo el lenguaje y ahora la niña imita más gestos en las canciones.

La gran sorpresa que han tenido los papás es que C dice más palabras. No saben si es que dice muchas más palabras o es que ahora saben cómo fijarse más y escuchar más sus palabras. Pero sin duda, el vocabulario de C va en aumento día a día.

Mi resumen es que todo cuenta. Sí que se fijan más y también que han podido poner en práctica estrategias que son verdaderamente favorecedoras del lenguaje.

M, 27 meses

M es un peque de 27 meses que dice poquitas palabras, que es muy expresivo, que usa sus gestos y vocalizaciones para comunicarse.

En la primera videollamada, trabajamos sobre los vídeos que me mandaron y les comparto los ajustes que pueden empezar a hacer para impulsar el lenguaje de su hijo. Las estrategias que destacaría de esa primera videollamada (en realidad los papás son los que hacen este resumen después de una hora conversando y trabajando para comprender qué es lo que más necesitan en este punto actual) son las siguientes.

Adaptar más su lenguaje al del niño (ZDP), alargar las conversaciones con el niño, interpretar lo que nos quiere decir con todas sus maneras de expresar, respetar los turnos de conversación, marcar más nuestros gestos, la posición que tenían en el juego y en los cuentos (que se situaran más enfrente del niño) para que M les pudiera ver más la cara y jugar más con onomatopeyas.

La mamá, al cabo de una semana, me dice que si no me ha escrito antes es porque todos los momentos libres que ha tenido los ha usado para estar con M de manera 100% consciente. Ha dejado el móvil de lado y no lo tiene cuando está con M.

Desde entonces M está hablando más y, en general, interaccionan más todos (tanto los padres con él como él con los padres).

La mamá dice que lo de respetar el turno de manera consciente dejando que M tenga su espacio es una de las mejores estrategias.

Ha visto muchos cambios positivos y ya tiene ganas de seguir poniéndolo en práctica.

Cuando no vas acompañada

Para terminar quiero contarte qué sucede cuando no hay este acompañamiento personalizado.

“Les hemos pasado tus vídeos a los abuelos y la videollamada que tuvimos grabada con todas tus estrategias. Pero parece que siguen sin ponerlas en práctica.”

Esto me lo dijo la mamá de M. Tuve el placer de ver un vídeo con su nieto. Por supuesto sus intenciones son buenísimas y esa relación abuelos – nieto muy bonita. Momentos de calidad y felicidad sin duda.

Pero en la videollamada le dije a la mamá, con mis ojos analizadores y buscando la mejor manera de comunicarnos con nuestros hijos para que el lenguaje de estos despegue… que vi que los abuelos hacían muchas cosas que no dejaban al niño comunicarse.

Estaban mirando un cuento y…

  • Le preguntaban cosas que respondían ellos mismos
  • Le hacían buscar cosas que buscaban ellos primero

Ellos sí que habían visto alguno de mis vídeos y habían escuchado todas las estrategias que trabajé con la mamá en la videollamada, pero no las habían interiorizado.

Esto es lo mismo que sé que le pasa a muchas mamás. Creen que saben qué se ha de hacer, han leído muchas estrategias en posts y blogs… pero siguen perdidas. Siguen sin saber si lo están haciendo bien, si está realmente funcionando esa estrategia.

Y es que por eso yo no doy un listado de estrategias, unas pautas como se suele hacer en la práctica logopédica.
Yo evalúo con todo detalle la interacción real entre tú y tu hijo/a y de ahí extraigo las estrategias adecuadas y realistas para vuestro momento.
Las trabajamos juntas, las entendemos juntas y trazamos un plan realista.

Y luego te doy la mano semana tras semana animándote a seguir, resolviendo las dudas que salgan, celebrando los logros y compartiendo más información que necesitas saber en cada momento.

Eso es lo que te ofrezco con mi Método Natural de Lenguaje – Logopedia Online, un acompañamiento 100% personalizado.

Reserva tu primera sesión gratuita y trazamos tu plan personalizado para que el lenguaje de tu hijo/a despegue.

No esperes después del verano, ahora es el mejor momento porque tendrás más de lo que necesitas para que el Método Natural de Lenguaje funcione: tiempo con tu hijo/a.

Leave your thought here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *