fbpx

Opiniones de familias del Servicio Pronunciación y Habla

Opiniones de familias del Servicio Pronunciación y Habla

Comparto la opinión de las familias que trabajan o han trabajado conmigo.
Sin edulcorantes. Me gusta hacerlo así para que veas la realidad de este tipo de trabajo en que tú, mamá, papá, eres una pieza importante.
Ciertamente, solo trabajo con familias que quieren implicarse en el desarrollo y aprendizaje de sus hijos/as de manera activa, comprometida, aprendiendo. Yo estaré ahí a vuestro lado apoyando, inspirando, proporcionando lo que necesitáis en cada momento.

A, mamá de G (5 años)

Como reflexión general decirte que es difícil encontrar el momento para trabajar y soy consciente de que podríamos ir más deprisa. A veces, intento trabajar con ella pero no quiere porque dice que prefiere hacer otra cosa, como jugar conmigo. Al final, la convenzo de que esto es un juego también y se anima. Pero quizás ahí está la ventaja de una consulta tradicional presencial, no hay posibilidad de no trabajar en el día estipulado. No obstante, sigo pensando que es mucho más natural y, para mi, más enriquecedor trabajar como lo estamos haciendo. Aunque eso conlleve ir mucho más despacio. 

Mi respuesta

Muchas gracias por tu sinceridad. Tienes muchísima razón. Con un servicio presencial toca un día y con un servicio presencial tú no te tienes que implicar tanto. Pero en realidad, con un servicio presencial las mejoras no son siempre rápidas tampoco porque no se puede hacer tanto en una sesión. El niño/a no tiene la atención para estar haciendo actividades dirigidas toda la sesión, así que una parte de la sesión se hace actividad dirigida pero otra parte simplemente se hacen actividades menos dirigidas. Luego, para que haya más rapidez en los resultados y generalización en los aprendizajes es necesario que también se haga con constancia actividades y ejercicios en casa.

Sería bueno poder comparar cómo iría en sesiones presenciales versus de la manera que trabajamos nosotras y no sé si los cambios serían tan diferentes. Las cosas que me has ido diciendo son muy buenas (como que ya hay errores que no comete, aquellos que eran de un habla de más pequeña, etc.). 

Y me alegro sobre todo muchísimo que te parezca enriquecedor. Yo creo que esto es una de las partes más positivas de esta manera de trabajar. La implicación y el entendimiento de las “dificultades” y que os sirve para ir ayudando luego en otras áreas.

P, mamá de T (6 años)

Dificultad S
1) ¿Qué pensaste cuando te dije que serías vosotros quienes haríais los ejercicios con vuestro hijo/a?

Pensé, qué pereza, ojalá lo consigamos.

2) ¿Qué ventajas has visto de este tipo de intervención (los padres ponéis en práctica los ejercicios y actividades con vuestro hijo/a desde el primer momento)?

Claramente nos ha ayudado a implicarnos a ambos, a mí y a papá. Otra ventaja ha sido que solo hemos hecho las actividades no más de 10 minutos al día, pero luego durante el día podíamos hacer mini prácticas, cuando íbamos viendo que nuestro hijo estaba receptivo.

3) ¿Qué inconvenientes?

Pide organización y disciplina, pero no es que sea una desventaja, solo que a veces se nos hace cuesta arriba porque ya tenemos mucha logística en casa (familia con tres hijos/as).

4) ¿Qué te ha resultado útil, fácil, beneficioso?

Los audios han sido muy útiles. Siempre escuchamos y luego leemos las pautas, que igualmente son claras. Tener también acceso a ti por si surgían dudas. Eres cercana.

5) ¿Qué te ha resultado difícil?

Organizarnos en casa, hacernos el hueco para practicar. Pero tampoco tanto.

6) ¿Qué necesitarías para que este tipo de intervención funcionara mejor?

No lo sé, tendría que pensar… ¡estamos muy contentos nosotros! 

7) ¿Cuál es tu opinión global de este tipo de intervención?

Mi opinión es que ofreces un tratamiento en donde hay una mirada integradora (jamás se me había planteado la posibilidad de que aspectos de nuestra habla, acentos podían influir) y en donde se valora que los padres entendamos qué pasa, para poder implicarnos en el proceso. Para mí esto ha marcado una diferencia tan grande, no concibo la salud de otra manera. He llegado a desesperarme por la falta de explicaciones o por diagnósticos que me parecían muy limitados (me daban una etiqueta pero no qué hacer con ella, cómo ayudar a mi hijo)

Estamos profundamente agradecidos, Estela.

J, papá de M (11 años)

Dificultad R simple, mútliple y grupos consonánticos

Llevamos ya unos meses que Estela está ayudando a mi hijo a mejorar la pronunciación de ciertos fonemas a través de unas sesiones de logopedia online. Estela se esmera mucho en hacer el seguimiento, a través de análisis y explicaciones clarividentes y muy profesionales. Todavía nos queda camino por hacer, pero la mejora ha sido ostensible.

1) ¿Qué pensaste cuando te dije que serías vosotros quienes haríais los ejercicios con vuestro hijo/a?

No me sorprendió. Cuando era más pequeño mi hijo ya había tenido sesiones de logopeda para ayudarle a pronunciar la R francesa. Tuvimos sesiones presenciales con la logopeda, pero la mayoría de ejercicios los tenía que hacer en casa.

2) ¿Qué ventajas has visto de este tipo de intervención (los padres ponéis en práctica los ejercicios y actividades con vuestro hijo/a desde el primer momento)?

Las ventajas son que los podemos hacer cada día sin tener que trasladarnos a ninguna parte. A veces, pasamos buenos momentos haciéndolos. Cuando salen bien salimos los dos beneficiados. Él porque se acerca más a los objetivos a alcanzar y yo porque me satisface mucho poder ayudarle.

3) ¿Qué inconvenientes?

A veces no le apetece hacer los ejercicios y entonces podemos tener un momento un poco difícil para conseguir que los haga.

4) ¿Qué te ha resultado útil, fácil, beneficioso?

Los audios que Estela nos va grabando que nos alienta a seguir y nos cuenta con mucha claridad los pasos a seguir.

5) ¿Qué te ha resultado difícil?

La actitud no del todo receptiva a veces de mi hijo.

6) ¿Qué necesitarías para que este tipo de intervención funcionara mejor?

Necesito establecer un calendario más riguroso a la hora de hacer los ejercicios y no hacerlos solo cuando ‘hay tiempo’. Después de terminar los deberes y otras actividades ya está cansado e impaciente para poder dedicarse al ocio. Hacer los ejercicios en otros momentos puede funcionar mejor.

7) ¿Cuál es tu opinión global de este tipo de intervención y del trabajo conmigo?

Muy contentos, una intervención muy profesional y amigable. ¡Recomendable!

M, mamá de M (7 años)

Dificultad R múltiple y algunos grupos consonánticos
1) ¿Qué pensaste cuando te dije que serías vosotros quienes haríais los ejercicios con vuestro hijo/a?

Al principio me sorprendió, porque entendemos que este tipo de sesiones las realoza un epecialista y no nosotros, los padres. No sabíamos si seríamos capaces de llevarlo a cabo.

2) ¿Qué ventajas has visto de este tipo de intervención (los padres ponéis en práctica los ejercicios y actividades con vuestro hijo/a desde el primer momento)?

Lo puedes hacer a tu ritmo y al ritmo del niño, ya que si está cansado no tiene que ir a la sesión sí o sí. Además, se crea un espacio nuevo entre los padres y el hijo, donde todos aprendemos juntos. En mi caso, yo tampoco pronunciaba bien la R así que fuimos aprendiendo conjuntamente los dos.

3) ¿Qué inconvenientes?

Quizás el hecho de dudar a veces si lo haces suficientemente bien y poder dedicarle el tiempo necesario.

4) ¿Qué te ha resultado útil, fácil, beneficioso?

Ha parecido muy fácil el hecho de que Estela siempre explica a partir de vídeos, una metodología muy visual, que ayuda a entender lo que te pide. También lo hace con juegos, que estimulan mucho al niño y a los padres.

5) ¿Qué te ha resultado difícil?

Ser constantes. Había días que parecía que nunca llegaríamos a ayudar bastante a nuestro hijo. Pero lo hemos conseguido: ya es capaz de hacer mejor la R.

6) ¿Cuál es tu opinión global de este tipo de intervención y del trabajo conmigo?

Estoy muy contenta, no me creía capaz de llevar a cabo este proceso con mi hijo, y ver que lo estamos consiguiendo me hace muy feliz. Y además, estamos creando espacios nuestros, donde se dan situaciones divertidas. A veces nos reímos mucho, su hermano pequeño también participa y todos acabamos pasándolo bien. Además Estela siempre es cercana y nos anima a seguir. Un placer trabajar con ella.

C, mamá de mellizos (5 años)

Dificultad R múltiple y grupos consonánticos
1) ¿Qué pensaste cuando te dije que serías vosotros quienes haríais los ejercicios con vuestro hijo/a?

Realmente ya tenía la idea de que era así cuando te contacté.

2) ¿Qué ventajas has visto de este tipo de intervención?

Para mí la principal ventaja es que como madre me implico y muestro a mis hijos que me importan tanto como para ponerme a trabajar con ellos.

También la posibilidad de hacer el trabajo poco a poco, un poquito cada día, que creo que es mejor para los niños. No hay prisa por alcanzar el resultado, pero sí deseo de mejorar progresivamente.

3) ¿Qué inconvenientes?

Dudas de estar haciéndolo bien. No soy logopeda para evaluarlo bien.

Me costó encontrar la manera de incorporar los ejercicios a la rutina. Pero cuando lo conseguí, todo fue mucho más fácil.

4) ¿Qué te ha resultado útil, fácil, beneficioso?

Que sea un poquito cada día.

El seguimiento: contar con Estela para consultar dudas.

También la evaluación general del habla de mis hijos por parte de una logopeda. Por ejemplo, yo no me habría dado cuenta del triángulo L-R-D con mi hija. De lo de la R sí porque es muy audible.

5) ¿Cuál es tu opinión global de este tipo de intervención y del trabajo conmigo?

Buena opinión porque Estela se adapta a nuestras necesidades y hace seguimiento. Yo fui a logopeda tradicional de niña y este modelo es mejor que el que yo seguí.