fbpx

Diagnóstico, Pronóstico y Prescripción para Familias con Peques Tardando en Hablar

mother g8ab41de71 1920

Tabla de contenidos

Esto te preocupa de tu peque tardando en hablar y estas son las causas

Mamá, papá, tu peque está tardando en hablar y lo puedes estar sintiendo de muchas maneras:

  • No dice nada
  • No habla
  • Dice muy poquitas palabras
  • Habla en su idioma
  • No se le entiende
  • Te preocupa que haya algo más
  • Te preocupa que empiece el cole sin lenguaje, su socialización
  • Te preocupa que no te pueda decir lo que le pasa
  • Ya te han hablado de Retraso Generalizado del Desarrollo / Retraso Madurativo / TEA / Autismo…

Necesitas entender que las causas a este “retraso” pueden ser muchas. Y que vamos a conocerlas entendiendo muy bien a tu peque y, en muchos casos, viendo la evolución después de darle la ayuda que necesita.

Digo “retraso” entre comillas porque quizás no es ningún retraso. Puede que tu peque está tardando en hablar por:

  • Ser un hablante tardío
  • Su perfil único sensorial y de desarrollo
  • Es un procesador de lenguaje gestáltico
  • Su entorno
  • Causas físicas y/o neurológicas

Hasta que no hables con una profesional, no podrás saberlo. Pero depende de a qué profesional acudas, recibirás muy distintas respuestas.

Lo que yo sé es que el diagnóstico no es lo más importante. Que el diagnóstico no se debería conseguir en unas primeras sesiones de valoración. Sino después de dar las ayudas adecuadas al peque (y a la familia) y poder ver qué evolución va presentando.

Mi mirada sobre todas estas posibilidades es que sea lo que sea que tu peque está presentando, le podemos y le debemos ayudar, acompañar y dar lo que necesita ahora.

Y es mucho más sencillo de lo que piensas.

Y para eso, no es necesario ningún diagnóstico.

Si todavía no conoces mi Logopedia Consciente Centrada en la Familia, te recomiendo que leas más artículos del blog y veas mi selección de talleres que he hecho para ti accediendo a mi canal-grupo de Telegram.

Esto es lo que puede pasar si no tomas acción

A continuación quiero darte mi opinión sobre qué pasa si no tomamos acción para dar lo que tu peque necesita ahora.

Y es que si estás aquí es porque algo de preocupación en cuanto al desarrollo del lenguaje de tu peque tienes.

Primero te doy datos científicos:

Imagina que tu peque es un hablante tardío. De manera muy resumida, los hablantes tardíos son peques que están desarrollando bien todas las áreas del desarrollo (motices, cognitivas, emocionales…), pero el lenguaje no. Hablamos de hablantes tardíos de los 18 a los 35 meses de edad.

Los datos indican que un 50-70% de hablantes tardíos evolucionará sin ayuda, pero presentará un perfil bajo de lenguaje.

Un 30-50% de los hablantes tardíos no evolucionará favorablemente sin ayuda y las dificultades irán persistiendo en el tiempo y se irán cronificando. Hacia los 4-5 años ya podremos hablar de retraso de lenguaje, trastorno de lenguaje, dificultades fonológicas, de articulación, y más adelante dificultades con la lectoescritura, las matemáticas y los aprendizajes escolares, además de existir una correlación con dificultades de regulación emocional y de conducta.

Esto si hablamos de un peque que sea un hablante tardío.

Pero también hay otros peques que están tardando en hablar que tienen dificultades más serias y retadoras, como retrasos madurativos, retrasos del desarrollo, CEA/TEA… Estos van a necesitar sin duda ayuda y acompañamiento.

Y no hace falta irnos al futuro. Simplemente debemos mirar el presente actual para ver que necesitamos darle las ayudas al peque desde el momento en que tenemos alguna preocupación por su lenguaje y su comunicación, ya que es ahora cuando:

  • No le entendemos
  • No puede expresarnos lo que quiere, necesita, su emociones
  • Tiene conductas de evitación (no quiere hablar, no quiere repetir…)
  • Se frustra, se enfada, “rabietas”
  • No juega con los otros niños
  • No pide ayuda si la necesita

En resumen, no le estamos ayudando en su contexto natural y de confianza, que es en su casa con su mamá y papá (cuidador/a), cosa que le ayudaría a ir cogiendo la confianza que necesita para poderla ir trasladando a otros contextos y con otras personas (por ejemplo el escolar).

La interacción y relación que se establece entre mamá/papá y peque es muy importante y donde se da todo. Debemos tener en cuenta dos factores en esta relación:

  • Las características del peque
  • Las características de mamá/papá: estilo comunicativo, manejo de las emociones, acompañamiento de la comunicación.

Mamá/papá: puedes aprender desde hoy cómo acompañar la comunicación de tu peque con estrategias naturales, respetuosas y favorecedoras.

La detección temprana + las ayudas adecuadas + la implicación de la familia en el contexto natural (el hogar) = pronóstico favorable avances visibles y más rápidos.

Esto vale para cualquier peque que esté tardando en hablar sea la causa que sea hasta aproximadamente los 4 años. Mi Método Natural de Lenguaje tiene un gran poder hasta esta edad (o más mayores si hay dificultades importantes en la comunicación, ej. autismo). Sin embargo, a la mayoría de familias que llegan a mí con peques de más de 4 años ya no les puedo ayudar (demasiado) porque los peques ya están presentando retos en su lenguaje y habla que va a requerir de terapia individualizada con el peque.

Hasta los 4 años, te aseguro que mamás/papás/familia con el conocimiento adecuado y las estrategias impulsoras de la comunicación son los que van a tener un papel vital para el desarrollo del lenguaje del peque.

Esto es lo que tienes que saber y hacer

Hasta aquí, hemos entendido que todo peque que esté presentando algún reto en el desarrollo de su lenguaje puede recibir la mejor ayuda por parte de mamá/papá. Hay muchas causas y muchas situaciones que deben ser entendidas para poder ayudar al peque de la mejor manera.

También hemos visto qué pasa si no se toma ninguna acción.

Ahora quiero transmitirte qué es lo que tienes que saber y hacer para salir de la situación que estás viviendo y ayudar a tu peque con su lenguaje:

  1. Entender que tú juegas ese papel vital.
  2. Tomar consciencia de tu comunicación hacia el peque.
  3. Tener el conocimiento de cómo se adquiere y desarrolla el lenguaje de manera natural.
  4. Conocer y usar las mejores estrategias de comunicación que impulsan el lenguaje de tu peque maximizando los momentos de interacción y disfrute con él/ella.
  5. Hacerlo con constancia, ver cambios, celebrar los logros y volver a disfrutar de verdad de la relación con tu peque con toda la confianza en su desarrollo.

Si has llegado hasta aquí y ahora sí tienes claro que quieres ayudar a tu peque a impulsar su lenguaje de manera natural en el mejor lugar con las mejores personas (en su hogar con su mamá/papá/familia) descubre cómo te puedo ayudar:

Mi ayuda para familias con ¡Mi hijo/a YA habla!

Facebook
Pinterest
LinkedIn
Twitter
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.